Ética

De Aedemo

https://unsplash.com/@joaosilas

Ética


El Comité de Ética de AEDEMO (en adelante CEA) tiene como principal función, la de velar por la observancia y el respeto de los Códigos de Ética Profesional y Guías de Conducta a los que está adherida la Asociación, y en especial el Código Deontológico de ICC/ESOMAR
Departamento de Ética de AEDEMO
Idoia Portilla Ver perfil de LinkedinVer perfil de Linkedin Ver perfil de LinkedinVer perfil de twitter
Ramón Prats Aige Ver perfil de LinkedinVer perfil de Linkedin Ver perfil de LinkedinVer perfil de twitter
Pilar Pérez Navarro Ver perfil de LinkedinVer perfil de Linkedin Ver perfil de LinkedinVer perfil de twitter
Juan Pablo Eslava Ver perfil de LinkedinVer perfil de Linkedin
Jordi Guix Ver perfil de LinkedinVer perfil de Linkedin Ver perfil de LinkedinVer perfil de twitter
Oriol Llauradó Ver perfil de LinkedinVer perfil de Linkedin Ver perfil de LinkedinVer perfil de twitter

¿Tienes alguna duda o quieres hacernos alguna consulta? Envíanosla.

Documentos propios


    1. Estudios Mancomunados. Tipos y propiedad del estudio (Noviembre 2016)
 
    1. Dossier Encuestas Electorales: Sobre la relación del instituto con clientes, entrevistados y público (Septiembre 2016)
 
    1. Resumen de la guía “ONLINE RESEARCH” de ESOMAR/GRBN (Enero 2016)
 
  1. Derechos y garantías en una Investigación de Mercados (Marzo 2015)
  2. Recomendaciones basadas en guías breves de ESOMAR y MMRA (Septiembre 2013)
  3. ¿Qué datos deben incluirse en la ficha técnica para publicar una encuesta? (Marzo 2013)
  4. Los Estudios de Satisfacción de Clientes identificados: ¿Son Investigación de Mercados? (Febrero 2013)
  5. Consideraciones a tener en cuenta en los Test de Producto de áreas sensibles (Tabaco, alcohol, productos farmacéuticos...) (Enero 2013)
  6. Comprar Investigación: Una relación profesional (Octubre 2012)
  7. El Test de Producto: Cuestiones a tener en cuenta para una buena práctica. (Revisado Junio 2012)
  8. Ética y Redes Sociales (Marzo2012)
  9. Protección de Datos e Investigación de Mercados (Septiembre 2007)
  10. El Comité de Ética responde: Supervisión en Cati mediante grabación de entrevistas (Junio 2005)
  11. El Comité de Ética responde: La ética en el uso del Banco de Datos propio (Septiembre 2004)
  12. El Comité de Ética responde: La ética en la publicación de encuestas (Julio 2003)
  13. El Comité de Ética responde: Preguntas sobre entrevistas a menores de edad (Junio 2002)
  14. El Comité de Ética responde: El Cliente pide la identificación de los asistentes a una Reunión al Grupo como control de calidad de la captación ¿tiene derecho a esta petición?, como Instituto, ¿le podemos facilitar esa información? (Marzo 2001)
  15. El Comité de Ética responde: Algunos clientes nos piden estudios sobre targets muy específicos, que a menudo no alcanzan ni a un 10% de la población. ¿Es lícito contactar de nuevo a personas que ya hayamos entrevistado en otros estudios y que sepamos reúnan estas características? (Septiembre 2000)
  16. El Comité de Ética responde: La publicación de resultados de las encuestas (Junio 2000)
  17. El Comité de Ética responde: Condiciones para test de productos alimenticios (Marzo 2000)

FAQ´s


  • ¿Qué cuestiones metodológicas deben considerarse para repetir una encuesta a la misma muestra?

    Si transcurrido un año, por ejemplo, se desea repetir la encuesta a la misma muestra que actualmente participa, las cuestiones específicas que hay que considerar para esta metodología son las siguientes:
    • Debe advertirse al entrevistado de esa circunstancia y obtener su consentimiento para que se le vuelva a contactar.
    • Aun obtenida su autorización, hay que facilitar al entrevistado una referencia sobre la conservación de sus datos (lugar y responsabilidad de la custodia) por si quisiera, en cualquier momento, cancelar su colaboración.
    • Al conservar los datos personales obtenidos en la primera encuesta, se está generando un “fichero de datos personales”. Deberá notificarse, en la forma reglamentada, a la Agencia de Protección de Datos.
    • Según la naturaleza de la información recogida en las encuestas y asociada a los datos personales de los entrevistados, el investigador deberá adoptar medidas adecuadas de seguridad (según niveles establecidos por ley).
  • ¿Debe autorizar el instituto la publicación de los resultados de una encuesta en un medio de comunicación?

    El estudio que encargó al instituto es propiedad del cliente por lo que éste no precisa autorización alguna para el uso que desee darl Sin embargo, el cliente debe asegurarse que la publicación cumple con las normas de ESOMAR para la práctica de Investigación tanto en lo que se refiere a las referencias técnicas del estudio, que deben acompañarse a la publicación, como a la fidelidad de lo publicado con respecto a los resultados del estudio y su correcta interpretación. Siendo así, es muy recomendable que el contenido de la publicación sea revisado previamente por el profesional de investigación.
  • ¿Es lícito que el cliente tenga acceso directo, en tiempo real y desde sus oficinas, a la escucha de las entrevistas telefónicas de un estudio?

    El cliente puede solicitar la escucha en directo por motivos plenamente éticos como realizar una supervisión del trabajo de campo o tener una observación directa del contenido de las respuestas y su literalidad. Aun así, deben cumplirse ciertos requisitos:
    • - El entrevistado debe ser informado previamente de que la conversación va a ser escuchada en directo y/o grabada, y dar su consentimiento explícito a estas acciones.
    • - El entrevistado no debe verse perjudicado o molestado en modo alguno por participar en la investigación. Es importante que el cliente conozca y respete este principio.
    • - La información contenida en la entrevista no se puede utilizar para propósitos ajenos a la investigación de mercados (por ejemplo, con fines comerciales). El investigador debe velar por que el cliente cumpla esta exigencia.
    En el caso que plantea, dado que el cliente solicita realizar la escucha desde su propia empresa, es importante garantizar el cumplimiento del código, Por tanto, el cliente debe expresar (en protocolo firmado por ambas partes, por ej.) su conocimiento y acatamiento a los principios que se comentan y su compromiso en cuanto al buen uso de lo que conozca por las escuchas.
  • ¿Cuánto tiempo deben conservarse los cuestionarios y grabaciones de entrevistas?

    Los cuestionarios completos y asociados a los datos de identificación deben conservarse el tiempo mínimo imprescindible, aquel razonablemente necesario para realizar los controles de calidad sobre la recogida de información. A partir de ahí, se deberán disociar los datos de identificación. Ya anónimos, el tiempo que deben conservarse suele estar determinado por el Sistema de Calidad de la empresa si está certificada. En cualquier caso generalmente se establece un tiempo de entre 12 y 18 meses. En cuanto que no se mantienen datos identificados, este archivo de cuestionarios no supone un fichero de datos personales. Si por cualquier razón se deben o desean conservar los cuestionarios identificados, entonces sí se está constituyendo un fichero de datos personales y, por tanto, habrá que seguir los pasos que establece la LOPD.
  • ¿Puede el cliente contactar directamente con las personas que ya han contestado una encuesta para supervisar el trabajo realizado por el instituto?

    Sí, no hay problema. El cliente tiene pleno derecho a efectuar su propia supervisión del trabajo de campo. El instituto, al hacer las entrevistas, ha debido dejar advertido a los entrevistados de la posibilidad de que se contacte con ellos (lo más probable desde el mismo instituto) con el fin de controlar la calidad del trabajo del entrevistador. El instituto debe facilitarle al cliente esa labor de supervisión. Por otro lado, recordamos que, con la supervisión, el cliente está realizando una actividad de investigación, por lo que no debe utilizar los contactos con las personas entrevistadas para ninguna otra cuestión que comprobar la calidad de la entrevista que realizaron. Es recomendable que el cliente deje expreso ante el instituto que conoce y acepta los términos del Código CCI/ESOMAR, en particular lo relativo al anonimato de los entrevistados y la confidencialidad de la información que hayan aportado en el estudio.
  • ¿Es posible mostrar vídeos de “reuniones de grupo” en docencia?

    Las grabaciones que se suelen realizar de los grupos de discusión o entrevistas sólo pueden tener como fin algunos de los usos propios de la investigación (análisis, control de calidad, etc.) Los participantes habrán recibido esa información y compromiso por parte del investigador en esos usos exclusivos y ante eso es que habrán dado su autorización a ser grabados. Entendemos que si la utilización que se plantea es académica, sin fines comerciales ni una nueva explotación de la información que se volcó en el grupo, los participantes no se verán afectados en modo alguno por lo que consideramos aceptable lo que se propone. Ahora bien, es imprescindible que se preserve (aun en este uso y por nula que sea la relación entre participantes, profesor y alumnos) el anonimato de los participantes. Por tanto, de alguna forma, han de velarse los rostros de los integrantes del grupo y asegurarse que a través del audio no se dan circunstancias que puedan identificar a alguno de ellos.
  • ¿Qué tamaño de muestra debemos indicar como base para los datos cuando se ha realizado un equilibrado la muestra (ponderado resultados)?

    Damos por supuesto que el método de muestreo (no proporcional) y el alcance de sus posteriores correcciones (ponderación de resultados) se explicaron al cliente en la propuesta inicial y fueron entendidos y aprobados por el cliente. En la exposición de los resultados ya ponderados, en cada segmento o sub colectivo, deben hacerse constar las dos referencias: el número de entrevistas realmente realizadas en el segmento y el valor ponderado que adquiere ese segmento para el conjunto de la muestra. De este modo, se garantiza que la exposición de la realización del trabajo es transparente. Además, incluir los tamaños de muestra reales es una condición técnica necesaria ya que en aspectos como estimaciones de márgenes de error o los test de contraste de hipótesis, los tamaños de muestra a tener en cuenta son los realmente realizados y no sus valores ponderados.
  • ¿Hasta qué edad hay que considerar menor a un posible entrevistado?

    En su guía de Guía para entrevistas a niños y jóvenes, ESOMAR aconseja, en primer lugar, asegurarnos de cumplir las definiciones que puedan existir en cada país. En el caso de no existir reglamentación específica, recomienda los siguientes criterios, que son los utilizados en España:
    • - “Niño” se define como “menor de 14 años”.
    • - “Joven” se define como “de entre 14 y 17 años”.
    Aunque se recomienda solicitar siempre autorización de un progenitor o tutor, esta recomendación es especialmente destacada en el caso de “niños”. La autorización debe obtenerse facilitando toda la información necesaria e incluso mostrando las preguntas a realizar, especialmente cuando se trate de temas sensibles.
  • ¿A quién corresponde la propiedad de los proyectos de investigación?

    Los proyectos de investigación son propiedad del investigador. El cliente no puede utilizar un proyecto con un proveedor distinto al que lo realizó para ningún fin como buscar contraoferta, realizar el estudio proyectado o cualquier otro uso al margen del autor original. Tampoco es aceptable que aborde el proyecto por sus propios medios sin contar con el autor. El problema es la protección que los investigadores puedan encontrar sobre este su derecho. ESOMAR, en sus notas sobre la aplicación del código y refiriéndose a este asunto, lo expresa: Las propuestas de investigación de mercados… son propiedad de la organización o persona que los ha desarrollado, a menos que se acuerde lo contrario por escrito. El grado de protección en la práctica puede depender en cierta medida de la interpretación de la ley en diferentes países. Los casos graves de distribución no autorizada o copia podrían considerarse poco éticos, pero es difícil imponer acciones disciplinarias o legales sin tener el respaldo de pruebas exhaustivas que resistan un examen jurídico. Por lo tanto se recomienda a los autores que reivindiquen sus derechos de autor por escrito para que puedan, si es preciso, presentar las pruebas necesarias. Todas las transferencias de propiedad y derechos de autor deben realizarse por escrito. En conclusión, se recomienda, como buena práctica empresarial, el acordar la propiedad de las propuestas y presupuestos en los términos del contrato.
  • ¿Es posible identificar las respuestas dadas por el empleado de la empresa en un estudio B2B?

    Es posible identificar a la empresa garantizando el anonimato del entrevistado y por supuesto que la información no se utilizaría con fines comerciales sino por requerimientos técnicos. En todo caso, los requisitos requeridos son complejos, ya que los datos utilizados no sólo requieren del consentimiento (firmado, grabado o claramente documentado) de la persona que responde al cuestionario, representando a la empresa. Además, dicha persona deberá acreditar su capacidad legal para hacerlo. Esto requiere poderes notariales, habiéndolos de diferentes tipos (para firmar contratos, para representar legalmente a la empresa, etc.). Dentro de una empresa suelen ser muy pocas las personas que gozan de este tipo de poderes o capacidad de representación, limitados normalmente a algunas personas en concreto, la alta dirección o miembros del consejo de administración. Una alternativa más prudente sería solicitar toda aquella información sobre la empresa que fuera necesaria para analizar y cruzar los datos, tal como sector, tamaño, número de empleados, facturación, origen de la empresa, etc. (sin nombre). De esta forma se mantendría el anonimato y no se relacionarían los resultados directamente con ninguna entidad en concreto. Como investigadores deberíamos reflexionar acerca de la necesidad real de identificar a la empresa, aun a solicitud del cliente final.
  • En las guías y códigos ESOMAR se hace continua referencia a los fundamentos del código CCI/ESOMAR: ¿Cuántos y cuáles son estos fundamentos clave?

    El Código está basado en ocho fundamentos clave. Los reproducimos a continuación tal y como pueden leerse en nuestro código (http://www.aedemo.es/aedemo3/pdf/codigo-inter.pdf):
    • - El investigador actuará de conformidad con la legislación nacional e internacional vigente.
    • - El investigador observará una conducta ética y no hará nada que pudiera perjudicar la reputación de la investigación de mercados.
    • - El investigador actuará con especial cuidado cuando lleve a cabo sus investigaciones entre niños y adolescentes.
    • - La colaboración de los entrevistados es voluntaria y debe estar basada en la información adecuada y nunca engañosa acerca del propósito general y la naturaleza del proyecto, que deberá impartirse para obtener su acuerdo. El investigador debe respetar todas las declaraciones realizadas.
    • - El investigador deberá respetar los derechos individuales de los entrevistados, que no deberán resultar perjudicados o negativamente afectados como resultado directo de su participación en un estudio de mercado.
    • - El investigador jamás permitirá que los datos personales recogidos durante un estudio de mercado se utilicen para propósitos ajenos a la investigación de mercados.
    • - El investigador deberá asegurarse de que el diseño, la puesta en práctica, la emisión de informes y la documentación de los proyectos y actividades sean adecuados y se realicen con transparencia y objetividad.
    • - El investigador actuará de conformidad con los principios reconocidos de la libre competencia.
    El cumplimiento de estos principios busca incrementar la confianza del público en la investigación de mercados, subrayando los derechos y garantías que hemos ido comentando a lo largo de los boletines anteriores (http://www.aedemo.es/aedemo/images/stories/cea/Derechos_y_garantias_en_una_Investigacion_de_Mercados.pdf).
  • ¿Cuánto tiempo está obligado el instituto a guardar dichas grabaciones desde el momento en que se ha realizado la encuesta?

    La grabación del permiso de los entrevistados para formar parte de una base de datos, con identificación de sus respuestas, es un material directamente regulado por la Ley de Protección de Datos, y que entendemos que almacenará el cliente final, y no el instituto. Será el cliente final quien custodiará y utilizará esa base de datos con fines comerciales, frente a los datos anónimos con los que trabaja la investigación de mercados. En este sentido, recordar que el entrevistado debe conocer quién es la entidad (o cliente final) que estará en posesión de esa información. Debe tener información detallada para poder acceder a esta entidad si deseara, en cualquier momento, rectificar esa información o darse de baja de dicho fichero. Entendemos que si es una base de datos de utilización cotidiana, lo más prudente es guardar permanentemente las autorizaciones expresadas por los encuestados. Para más información puede consular en la web de AEDEMO el documento de "Protección de datos e Investigación de mercados" (http://www.aedemo.es/aedemo/images/stories/archivos_cea/proteccion_de_datos_de_investigacion_de_mercados.pps Sobre protección de datos, recordamos el interés de la “Lista de Comprobación de Protección de Datos de ESOMAR” (https://www.esomar.org/uploads/public/knowledge-and-standards/codes-and-guidelines/ESOMAR-Lista-de-Comprobacion-de-Proteccion-de-Datos-2015.pdf).
  • ¿Qué procedimiento se debe seguir en un test de producto de alimentación de un cliente frente a otro de la competencia?

    A la hora de poner el producto a disposición de los entrevistados se debe considerar lo siguiente:
    • - El Investigador, respaldado por los acuerdos establecidos con el Cliente, es responsable de aportar las garantías necesarias sobre el producto a los entrevistados.
    • - Los productos han de presentar las advertencias y recomendaciones mínimas que las leyes exijan a los productos en venta (registro de fabricante, caducidad en alimenticios, precauciones para productos químicos, etc.), aun cuando se trate de un Test de Producto no identificado.
    • - Es recomendable, al margen de lo anterior, facilitar a los entrevistados una nota explicativa sobre el producto, su composición básica, las instrucciones de uso y cualquier otra observación relevante.
    • - Debe facilitarse al entrevistado un contacto (persona y teléfono) en el Instituto para cualquier consulta o comunicación que desee hacer a lo largo del uso del producto o tras el mismo.
    Sobre la conservación y manipulación de los productos, debe tener en cuenta lo siguiente:
    • - Cualquier manipulación necesaria para el Test de Producto (cambios de envase, preparación para el uso, etc.) deberá realizarse por el personal del Fabricante/Cliente adecuado para ello (máxime en productos alimenticios, cosméticos, etc.). Si se trata de un producto de alimentación, el personal deberá contar con el carnet de manipulador de alimentos.
    • - El Instituto es responsable de unas adecuadas condiciones ambientales y de su personal (salubridad, higiene, etc.) para la conservación y manejo del producto.
    • - En caso de utilizarse productos de la competencia identificados (generalmente adquiridos en la misma distribución), no deben alterarse en su composición, contenido, presentación, etc. Si se estuviera en un Test de Producto no identificado, los productos de la competencia se “cegarán” para ocultar su marca, pero teniendo en cuenta lo anterior.
    Puede completar la información en el documento sobre el “Test de Producto” disponible en la web de AEDEMO (http://www.aedemo.es/aedemo/images/stories/cea/test_producto_revisado_Junio_2012.pdf).
  • ¿Puedo imputar gastos a un cliente que, tras haber aprobado formalmente un estudio, lo ha cancelado con muy poco tiempo de anticipación? ¿Hay alguna norma al respecto?

    No existe ninguna norma al respecto, más allá de la que pueda venir del propio contrato que se firmó con el cliente. Desde el Comité de Ética recomendamos que la aprobación de un estudio no se limite a un acuerdo verbal, sino que esté sujeto a contrato de colaboración entre dos o más partes, en el que se detalle exactamente cuál y cómo será ese acuerdo de colaboración. Hace unos años ANEIMO propuso un modelo de contrato mínimo en el que se recogían algunos aspectos importantes sobre el desempeño del trabajo de empresas investigadoras. Este contrato recogía aspectos como:
    • - Condiciones de pago
    • - Confidencialidad de la información
    • - Propiedad de los datos
    • - Tratamiento de los productos en casos donde el estudio los requiera
    • - Etc...
    Es habitual que las empresas añadan en sus contratos algunos condiciones particulares que quieran resaltar entre las que, desde luego, recomendamos incluir posibles condiciones de penalización por cancelaciones cuando el preaviso es muy corto o la empresa investigadora ya ha incurrido en costes. De la misma manera, cada vez es más habitual pedir a los clientes acuerdos más amplios que protejan de cualquier problema que pudiera derivarse por una falta de rigor o compromiso en el uso de la información recogida en el estudio. Por ejemplo, el Instituto puede solicitar que el cliente le informe previamente del contenido y la forma en que se va divulgar el estudio. Como complemento a esta información, puede leer el documento de Derechos y garantías en una Investigación de Mercados: http://www.aedemo.es/aedemo/images/stories/cea/Derechos_y_garantias_en_una_Investigacion_de_Mercados.pdf
  • ¿Puede prohibirnos una cadena de supermercados realizar anotaciones sobre los precios de los productos ofertados en sus establecimientos?

    Una cadena de supermercados es una propiedad privada y es libre de tener sus políticas internas. Entre ellas, tiene el derecho de aceptar o no cualquier actividad de una entidad externa en el interior de sus establecimientos. Así, para la investigación de mercados, todo establecimiento tiene derecho a aceptar o no actividades como la degustación para un test de producto, encuestas a clientes en el interior del local o la toma de precios y/o referencias expuestas a la venta. Por tanto, para poder obtener cualquier información sobre aspectos del negocio de la cadena, precisamos contar con un acuerdo entre las partes en el que los responsables del establecimiento den su autorización para el trabajo del instituto. Si no existe este acuerdo, el establecimiento puede prohibirles realizar cualquier tipo de anotación como la indicada en su consulta.
  • Se pretende realizar una encuesta sobre hábitos de consumo de alcohol a chicos y chicas de 15 a 17 años. ¿Hay alguna prohibición o restricción para este tipo de estudios?

    El público al que se dirige el estudio es considerado por ESOMAR como joven (14 a 17 años) y, por tanto, como en cualquier estudio a menores (niños o jóvenes) ha de obtenerse el consentimiento de los padres, máxime en este caso, en que se abordarán cuestiones sensibles y se tratará de indagar sobre prácticas no permitidas por ley (compra/venta/consumo de bebidas alcohólicas en menores de 18 años). El consentimiento por parte del padre ha de ser suficientemente informado. El responsable del menor ha de conocer previamente:
    • - El nombre de la organización responsable de la investigación y los datos de contacto.
    • - Los objetivos del estudio y los fines de su posterior utilización.
    • - El cuestionario que se va a utilizar.
    Deberá cuidarse que el estudio a través del cuestionario no pueda suponer, ni de forma indirecta, una promoción de las bebidas alcohólicas en general o alguna de sus categorías, así como de las marcas que operan en la/s categoría/s. Igualmente, el planteamiento del cuestionario (las preguntas) no debe inducir a una visión positiva del consumo de bebidas alcohólicas. En ningún caso podrá incluirse en la investigación prueba de producto.
  • Un instituto ¿puede utilizar la base de datos de la empresa-cliente para realizar un estudio de mercado?

    Tratándose de personas físicas, los datos personales de los clientes son un fichero que debe estar regulado por las normas de Protección de Datos. La empresa cliente es la propietaria de ese fichero y responsable de su custodia. Por tanto, en el caso planteado, se estaría produciendo una cesión de datos (al instituto), lo que está regulado por la legislación en cuanto a las condiciones en que se puede realizar. En este tipo de situaciones, el instituto debe asegurarse que el fichero cumple con las condiciones previas a la recepción y uso de esos datos personales. Así, antes de cualquier cesión/uso de los datos de los integrantes de la base de datos, su cliente (como responsable de ese fichero) ha debido:
    • - Tener debidamente registrado el fichero en la Agencia de Protección de Datos. En dicho registro constará el uso o fines para los que se creó y se mantiene el fichero.
    • - Esos posibles usos han de ser conocidos y haber sido autorizados en su momento por los integrantes del fichero.
    • - Los integrantes han de haber autorizado, en este caso, la participación en posibles estudios de mercado y ser abordados para ello.
    En caso de que todos estos aspectos estén resueltos, la empresa cliente y el instituto deberían acordar y firmar, un documento en el que se expresen todas las cuestiones relativas a la cesión (finalidad, temporalidad, garantías de seguridad, etc.) según la normativa sobre estas circunstancias. Si los integrantes del fichero no han autorizado el uso de sus datos para investigaciones de mercado, no es posible la cesión de la base de datos al instituto. Si se desea realizar la cesión de datos al instituto, la empresa cliente debería previamente:
    • - Advertir a los integrantes de la cesión que se pretende realizar, de los fines de dicha cesión y del uso que hará el receptor de la cesión (abordarles para la realización de un estudio de mercado).
    • - Obtener la autorización expresa de los integrantes.
  • ¿Compete al Comité de Ética los casos de problemas con el cobro/pago de los trabajos de investigación?

    En general, todos los temas relacionados con los cobros/pagos de los estudios en investigación de mercados, así como los litigios en torno a estas cuestiones, no son competencia del Comité de Ética. En todo caso, el CEA puede ponerse a disposición del asunto en circunstancias como las siguientes:
    • - Cuando el usuario (comprador del estudio) no hace frente al pago de lo convenido con el investigador aduciendo incumplimiento del proyecto/propuesta de estudio en todo o alguno de sus términos.
    • - Cuando el usuario considera que han existido deficiencias técnicas en la realización que invalidan en todo o parte los resultados del estudio.
    En este tipo de situaciones en las que el litigio se basa en un cuestionamiento profesional del trabajo, el CEA puede ofrecer los siguientes servicios:
    • - Evaluación en arbitraje de los trabajos realizados. Para este procedimiento es imprescindible el acuerdo previo de ambas partes así como el compromiso de aceptación del dictamen al que llegue el Comité.
    • - A petición de una de las partes, el CEA puede analizar el trabajo y facilitar una certificación de su bondad o, en contrario, de su deficiencia. Lógicamente, en estos casos el CEA no garantizará el carácter vinculante que pueda concederle la otra parte.
    En ambas situaciones, la evaluación no incluye la realización del trabajo de campo, aspecto para el que el CEA no dispone de recursos propios. Si eso fuera el motivo del litigio, una o ambas partes deberían promover una auditoría (supervisión) de una tercera organización independiente. Salvo en este tipo de circunstancias, recordamos que el CEA no intervendrá en divergencias sobre el cobro/pago de los trabajos de investigación.

AEDEMO © Copyright 2018